¿Se puede tener un mono como mascota?
mayo 24, 2021

¿Se puede tener un mono como mascota?

Por Medio Maraton Cartuja

Más allá del esfuerzo de crear conciencia acerca de los riesgos que supone criar animales silvestres en cautiverio, todavía en la actualidad hay personas que suelen sentirse interesadas en contar con un mono como mascota.

Por desgracia, este tipo de moda incorrecta y peligrosa continúa siendo reforzada, de forma habitual, por conductas polémicas que suelen tener diversas celebridades. Por eso, a continuación queremos repasar, una vez más, las razones por las cuales no resulta apropiado ni recomendable adoptar un mono y tenerlo como mascota.

A nivel legal, ¿es posible adoptar a los monos como mascota?

El principal motivo para reconsiderar el deseo de tener un mono en casa como mascota, consiste en que esto se encuentra prohibido y es ilegal dentro de diversos países.

Y aunque es cierto que no hay ninguna ley alrededor del mundo acerca de este tema, todos los países y/o comunidades autónomas tienen la posibilidad de establecer una normativa propia con relación a la tenencia de especies exóticas dentro del ámbito doméstico.

Así, por ejemplo, dentro de España todavía existe la oportunidad de contar con un “mono mascota”, pero para hacerlo es preciso demostrar la procedencia legal de dicho animal.

A nivel legal, ¿es posible adoptar a los monos como mascota?

Sin embargo, existen otros países, como es el caso de Chile, donde la posición de ese tipo de animales se encuentra prohibida dentro de la ley y, en consecuencia, aquellas personas que poseen un mono en sus hogares podrían llegar a recibir una sanción económica.

De igual manera, cabe mencionar que los monos se encuentran dentro de las especies que están bajo la protección de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).

En este sentido, es apropiado aclarar que la creación de dicha iniciativa fue llevada a cabo por la ONU (Organización de las Naciones Unidas), con el propósito de regular la venta de diversas especies exóticas y, al mismo tiempo, hacer frente a la compraventa de animales ilegales.

¿Qué riesgos existen al tener un mono como animal de compañía?

Independientemente de la ley que pueda estar vigente dentro de los diversos países, lo cierto es que lo más recomendable suele ser hacer uso del sentido común antes de animarse y decidir adoptar algunas especies de animales, con el fin de tenerlos como mascotas.

Ya que aunque pueda llegar a causar una enorme admiración y despertar un gran interés, la verdad suele ser que contar con un mono como mascota, de hecho, supone graves riesgos tanto para nuestra salud como para la del propio animal.

En este sentido, podemos decir que hay diversas enfermedades zoonóticas, las cuales suelen ser transmitidas a las personas a través de los monos; además, existen distintas afecciones comunes en el ser humano, por ejemplo la gripe, las cuales podrían ser muy graves e incluso comprometer la salud de los monos que puedan contraerlas.

Riesgos de compartir el hogar con ciertas especies de animales

Riesgos de compartir el hogar con ciertas especies de animales

Aunque es cierto que los monos suelen caracterizarse por tratarse de animales sociables e inteligentes, no se puede negar que es común que se vean afectados con facilidad por el estrés que para ellos supone vivir en cautiverio.

De este modo, el brusco cambio de ambiente junto a las limitaciones que representa un ambiente artificial, podrían llegar a afectar de forma grave la salud mental de estos animales, para los cuales es esencial poder ejercitarse de manera frecuente tanto a nivel físico como mental, a fin de poder mantenerse no sólo sanos, sino también felices.

De igual modo, hay que decir que poder contar con uno de estos animales como mascota, suele suponer un proceso que no solo exige tiempo y dedicación, sino también cierto nivel de solvencia económica, con el propósito de poder ofrecerle los cuidados específicos que requiere esta especie, a fin de lograr tener y disfrutar de una vida saludable y feliz.

En consecuencia, resulta preciso señalar que aunque existe la oportunidad de adoptar un mono legalmente como mascota dentro de ciertos países, lo cierto es que esta acción suele conllevar a diversos riesgos innecesarios no sólo para las personas que deciden hacerlo, sino también para los propios animales.

Por eso, lo más recomendable en todo momento suele ser apostar por adoptar animales de compañía que en realidad se encuentren acostumbrados a convivir junto a los seres humanos.